Manifiestos

Declaración del Diseño de Montreal

Publicada durante la Montréal World Design Summit, celebrada entre el 16 y el 25 de octubre de 2017.

La reunión de la Cumbre Mundial del Diseño (denominada World Design Summit Meeting, <<WDSM>> ) señala el primer encuentro internacional de la comunidad del diseño y reúne un amplio espectro de disciplinas del diseño, así como un abanico de organizaciones internacionales de los ámbitos social, cultural, económico y medioambiental. Las organizaciones que participan en este encuentro representan a miles de diseñadores del mundo entero. Por su parte, las instituciones internacionales representan a gobiernos, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales y sectores públicos y privados de todo el globo.

Agradecemos a los promotores de la Cumbre Mundial del Diseño la organización de este encuentro donde nos hemos reunido para:

Expresar una visión común del papel esencial del diseño y de la notable responsabilidad de los diseñadores; y

Afirmar la contribución fundamental del diseño para idear y concebir el mundo actual y el del futuro.

Nosotros, los abajo firmantes, representantes internacionales de los profesionales del diseño, arquitectos, urbanistas, arquitectos paisajistas y profesionales vinculados a otras disciplinas relacionadas con el diseño;

En presencia de los representantes de las organizaciones internacionales de los sectores público, privado, y de la sociedad civil interesados en el diseño y / o afectados por el diseño;

Conscientes de la diversidad de situaciones, tanto formales como informales, en las que el diseño tiene un impacto;

Considerando el valor inconmensurable de los conocimientos locales tradicionales a la hora de proponer soluciones de diseño apropiadas e innovadoras;

Sensibles a la demanda de las comunidades, pequeñas o grandes, locales o mundiales, de disfrutar de condiciones de vida decentes, a la que el diseño puede aportar su contribución;

Reconocemos la necesidad de un liderazgo estratégico sobre cuestiones de diseño a nivel local, regional, nacional e internacional, y la necesidad de tener en cuenta el diseño en los modelos de gobierno, las agendas políticas y las administraciones públicas;

Reconocemos la necesidad de recursos y competencias financieras y humanas suficientes;

Subrayamos la capacidad intrínseca del diseño como palanca de cambio y fuente de transformación creativa innovadora;

Subrayamos el papel fundamental y crítico del diseño en la construcción de un mundo sostenible en el plano medioambiental, viable desde el punto de vista económico, justo en lo social, y diverso culturalmente;
Y confirmamos el valor del trabajo colaborativo, interdisciplinar y metódico en el diseño del bien común.

VALOR DEL DISEÑO

El diseño es la concreción de una intención; el proceso mediante el cual creamos los entornos materiales, espaciales, visuales y sensitivos en un mundo en permanente transformación tecnológica y material, siempre vulnerable a los efectos de un desarrollo global desenfrenado.

El diseño es motor de innovación y de competitividad, de crecimiento y de desarrollo, de eficiencia y prosperidad.

El diseño es un factor de desarrollo de soluciones sostenibles para los seres humanos y una defensa para del planeta del que dependen.

El diseño es expresión de cultura. Los diseñadores tienen un papel especialmente significativo en la elaboración, protección, enriquecimiento, puesta en valor y conmemoración del patrimonio cultural y la diversidad frente a la mundialización.

El diseño aporta valor a la tecnología, sitúa a la persona en el centro de la reflexión de la relación entre el elemento humano y las interfaces, y conecta la tecnología con las necesidades de hombres y mujeres.

El diseño facilita los cambios. El diseño permite a todas las esferas sociales -públicas y privadas, gubernamentales y no gubernamentales-, a la sociedad civil y a los ciudadanos, adaptarse a los cambios (austeridad, movimientos demográficos, alteraciones en los servicios…), con el fin de mejorar la calidad de vida de todos.

El diseño contribuye a hacer las ciudades inteligentes, permitiendo mejores comunicaciones, mejores entornos, una mayor calidad de vida y comunidades locales más prósperas.

El diseño aborda la capacidad de recuperación y la gestión de riesgos mediante la investigación exhaustiva, las metodologías consolidadas, el prototipado y la valoración de las consecuencias del ciclo de vida.

El diseño favorece el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, en general, y de las industrias creativas, en particular.

LOS DISEÑADORES SON profesionales que, por su educación, su punto de vista y su experiencia, están en condiciones de proponer soluciones innovadoras e interdisciplinares para la mejora de la calidad de vida.

LLAMADA A LA ACCIÓN

Reconociendo que el liderazgo en el ámbito del diseño es clave para aportar soluciones duraderas, y que la puesta en marcha de metodologías de diseño contribuye a construir un futuro más sostenible,

Buscamos colaborar y establecer un diálogo con los gobiernos, el mundo de los negocios, las ONGs y las sociedades de todo el mundo,

Reclamamos:

La promoción del diseño mediante una comunicación más eficaz sobre el sentido y el valor del diseño y la comprensión de sus procesos.

El desarrollo de indicadores del diseño mediante la recopilación de datos y la activación de procedimientos eficaces, capaces de evaluar el impacto del diseño, con el fin de demostrar su valor estratégico en el seno de organizaciones y empresas, y en el marco de una lógica de interés público.

El desarrollo de políticas de diseño aplicadas a escala local, regional, nacional e internacional.

La elaboración de normas de diseño, mediante el apoyo a las sociedades de profesionales del diseño, el desarrollo de las infraestructuras que necesitan las industrias del diseño y la concreción de reglamentos, códigos, convenciones, buenas prácticas, marcos legales y programas de certificación.

La mejora en la enseñanza del diseño apoyando a los centros de enseñanza, las metodologías y procesos propios de la enseñanza del diseño, la investigación en diseño, la formación continua y el desarrollo de las competencias de los diseñadores.

Un diseño receptivo, sensible a la degradación del entorno medioambiental, social y cultural; a los ecosistemas naturales, y a los riesgos ligados al cambio global, la industrialización, la urbanización acelerada y el consumo desenfrenado; fenómenos todos ellos que afectan profundamente a la calidad de vida.

Un diseño responsable. Los diseñadores han de reconocer las consecuencias de la práctica de su oficio. Ello implica que sean conscientes del enorme poder de construcción y destrucción que tienen cada una de sus intervenciones. Los diseñadores comparten la responsabilidad de privilegiar la mejora de la condición humana por encima del consumo.

Un diseño vigilante. En un mundo cada vez más afectado por el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, los diseñadores han de vigilar para que los efectos de la tecnología y de los algoritmos sean éticos e inclusivos desde el punto de vista de la diversidad social, cultural y étnica.

El reconocimiento del diseño y del valor que éste posee para quienes dirigen, deciden y ejercen influencia en todos los sectores sociales, y la necesidad de favorecer e implementar el diseño en aras del bien común.

Por lo tanto, expresamos nuestra intención de:

Trabajar con las otras partes interesadas, de manera concertada o colectiva; en grupo o a título individual, con el fin de establecer un proceso de colaboración permanente y estructurado, tal y como indica la presente Declaración, incluyendo en este planteamiento las reuniones futuras de la Cumbre Mundial del Diseño;

Colaborar con todas aquellas iniciativas que comparten nuestros objetivos, sobre todo aquellos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que impulsa Naciones Unidas para 2030, la Nueva Agenda Urbana, el Acuerdo de París sobre el clima, y la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad cultural;

Desarrollar una Agenda Mundial del Diseño de la que la presente Declaración constituye una primera invitación para unirse a la causa común de apoyo al diseño;

Poner en marcha, de manera colectiva, proyectos que favorezcan e impulsen la responsabilidad y el valor del diseño;

Asignar al Comité de Dirección de la World Design Summit Meeting, en colaboración activa con los restantes participantes en la Cumbre, la misión de desarrollar los mecanismos necesarios para activar el proceso iniciado en esta Declaración, redactada por y para la comunidad internacional del diseño y, de esta manera, alcanzar los resultados esperados. Los mecanismos propuestos serán sometidos a los firmantes de la presente Declaración para su aprobación;

Influir y apoyar la toma de decisiones sobre política y recursos, a nivel local y global;

Proporcionar al mundo del diseño la posibilidad de hablar con un discurso común.

Incitar a los diseñadores -demasiado tiempo puestos al servicio de la producción- a servir mejor a la humanidad en tanto que embajadores de los ciudadanos del mundo, entendidos éstos como consumidores finales.

Todo el mundo merece vivir en un mundo bien diseñado

ANEXO: PROYECTOS

La lista de proyectos que se recoge a continuación refleja un amplio espectro de colaboraciones posibles, todas prometedoras. La realización de estos proyectos necesita de medios, gestión, coordinación y dirección. Para decidir qué proyectos saldrán adelante se activará un proceso que determinará su secuenciación y puesta en marcha. Los proyectos serán desarrollados por grupos de participantes interesados, asociados a colaboradores y patrocinadores. Los resultados serán compartidos y presentados en el transcurso de futuras reuniones y eventos vinculados a la Cumbre Mundial del Diseño.

Indicadores – Estudio de caso

Proyecto 1. Elaborar, recopilar y difundir indicadores mensurables (cuantitativos y cualitativos) para evaluar el impacto del diseño en los ámbitos económico, medioambiental, social y cultural.

Proyecto 2. Elaborar, recopilar y difundir estudios de casos que demuestren el impacto del diseño, empleando indicadores mensurables.

Proyecto 3. Comunicar al público objetivo el valor del diseño mediante el estudio de casos.

Instaurar un lenguaje común

Proyecto 4. Elaborar una taxonomía completa e inclusiva del diseño, la arquitectura, la arquitectura del paisaje, el urbanismo y las disciplinas asociadas a ellos, con el fin de compartir definiciones que puedan ser comprendidas por diseñadores, gobiernos, industria y público.

Proyecto 5. Realizar una cartografía global de organizaciones, políticas y regulaciones nacionales e internacionales en materia de diseño, y establecer un banco de datos y una plataforma de intercambio accesible a gobiernos, industrias y público en general.

Política y gobiernos

Proyecto 6. Recopilar y examinar modelos de políticas de diseño (a escala nacional, regional y local); desarrollar una plataforma que facilite los intercambios físicos y virtuales, la discusión y el diálogo con los gobiernos; organizar regularmente conferencias destinadas a miembros de gobiernos; establecer una plataforma de intercambio de información y una base de datos; describir el marco de la puesta en marcha de metodologías avanzadas de diseño en el seno de los gobiernos, los servicios públicos y los mercados.

Proyecto 7. Establecer un grupo de consulta de carácter internacional y permanente, integrado por entidades en la órbita de la Cumbre Mundial del Diseño, con el fin de servir de fuente de recursos a gobiernos, industrias, empresas, ONGs y otras entidades interesadas.

Proyecto 8. Activar mecanismos dedicados a la colaboración estructurada entre la Cumbre Mundial del Diseño y los Objetivos de Desarrollo Sostenible que impulsa Naciones Unidas para 2030, la Nueva Agenda Urbana, el Acuerdo de París sobre el clima, la Convención de la UNESCO sobre la protección y promoción de la diversidad cultural y otros programas similares.

Educación e investigación

Proyecto 9. Favorecer a nivel internacional el desarrollo, el reconocimiento, el apoyo y la financiación de la educación y de la investigación en el ámbito del diseño, teniendo en cuenta las distintas situaciones y oportunidades relacionadas con los contextos sociales, económicos, medioambientales y culturales.

Proyecto 10. Recopilar, desarrollar y compartir nuevos formatos, metodologías y currículos para la formación en diseño y la mejora de la competencias, dedicando especial atención al desarrollo sostenible, la degradación del entorno, el cambio climático, los efectos de la globalización sobre la diversidad cultural, la responsabilidad social y la necesidad de moderar el consumo.

Proyecto 11. Crear una plataforma de intercambio de información que impulse la movilidad de estudiantes y profesores, los intercambios, los proyectos de investigación y las oportunidades.

Proyecto 12. Promover modelos de acceso a la formación continua para los diseñadores.

Hacer y demostrar

Proyecto 13. <<Competición Mundial de Diseño>>. Dirigir proyectos, desde un enfoque interdisciplinar, que demuestren el potencial del diseño y que respondan a desafíos sociales, culturales, medioambientales y económicos específicos.

Ejemplo: un proyecto que integre el enfoque del diseño de servicios para coordinar servicios públicos a nivel regional (cuidados de salud, transporte colectivo, etc.).

Ejemplo: colaboración estructural con la iniciativa Habitat III <<Quito Papers>> con el fin de responder a las necesidades de la población con bajos ingresos y demostrar la capacidad del diseño para contribuir a la mejora de los asentamientos habitacionales no planificados.

Ejemplo: demostrar el valor económico y social que poseen, a largo plazo, los grandes proyectos de infraestructura y de construcción en términos de desarrollo sostenible y capacidad de adaptación.

Proyecto 14. Mostrar el papel del diseño en la mejora y la valoración de la diversidad cultural, mediante la puesta en común de ejemplos y el desarrollo de un marco que promueva el empleo del diseño con esos fines.

Comunidad del diseño – Normas

Proyecto 15. Recopilar las prácticas de liderazgo eficaz más relevantes dentro de la comunidad de diseñadores; promover un marco que proteja los derechos de los diseñadores.

Proyecto 16. Perseguir la mejora de los estándares profesionales, especialmente en los ámbitos de la responsabilidad social y la ética.

Proyecto 17. Adoptar e integrar referentes mundiales en lo que atañe a los concursos de diseño y las licitaciones públicas, asegurando la excelencia del diseño en los servicios públicos, la firma de contratos y la implementación de proyectos.

Proyecto 18. Apoyar la integración de las certificaciones y las acreditaciones en todas las disciplinas del diseño.

Proyecto 19. Establecer las herramientas fundamentales para aconsejar y dirigir los proyectos públicos y privados.

Ejemplo: Pacto Internacional del Paisaje.

Comprometerse en un objetivo común
Proyecto 20. Promover la adhesión a la Agenda Mundial del Diseño a través del apoyo y la difusión de la Declaración del Diseño de Montréal.
Sommet Mondial du Design de Montréal (2017). Déclaration du Design de Montréal. Recuperada el 12 de mayo de 2018 del sitio web: Organisation du Sommet Mondial du Design Inc. en https://designmontreal.com/sites/designmontreal.com/files/20171004_wdsm2017_brochure_declaration_65x9_fr-1.pdf